27 julio 2006

Tocar sin Tocar

Sábado 22 de Julio a eso de las 6 y pico de la tarde.

Escenario “Vodafone Fib Club”, el tercero en aforo del Festival Internacional de Benicasim.

Ainara Legardon y su grupete se preparan para su concierto, mientras algo más de un centenar de madrugadores fibers, entre los que estábamos Álvaro y un servidor, esperamos sentados al pie del escenario guardando fuerzas para los platos fuertes posteriores.

En esas pruebas de sonido previas, llama mi atención un sonido extraño, una mezcla entre maullido de gato y nave extraterrestre… ¿de donde vine ese sonido?, ¿quién o qué lo produce?

Clavo mi mirada en el escenario buscando a alguien con un teclado, o a algún dj, pero me encuentro con un músico que sin tocar nada, mueve las manos en el aire cual director de orquesta, en el entorno de una caja con dos antenas, y lo hace totalmente coordinado con esos maullidos… ¿está produciendo él la música?, ¿nos está tomando el pelo como cuando nos inventamos una guitarra imaginaria mientras suena una canción?

Pues va a ser que la primera… Y es que Javier Diez-Ena (así se llama el músico en cuestión), estaba tocando el Theremin, uno de los instrumentos pioneros en música electrónica.

El instrumento en cuestión se toca con el movimiento de las manos, llevando en la izquierda el tono, y la derecha el volumen, convirtiéndolo en el único instrumento que se toca sin tocarlo, paradoja que me fascinó entonces, y me sigue fascinando hoy.

Luego comprobé ya en el concierto, que esos maullidos, son totalmente controlables, dando lugar a cualquier melodía o nota para acoplarse a la música de un concierto. Claro que esto ya depende de la pericia del músico, cosa que no era problema para Javier.

Horas más tarde, tuve la suerte de encontrarme al músico por el festival, y ya le pregunté más acerca de este instrumento que acababa de descubrir.

Es muy probable que acabe con alguno, ya que los hay desde precios muy razonables.

Para los que tengáis curiosidad, pongo una de las fotos que saqué en el concierto.


6 comentarios:

Álvaro dijo...

Lo dicho, el theremin ese sólo produce ruido.
Claro, que si de fondo lo acompañas con otra instrumento da el pego, pero si se toca solo es puro ruido.

Javi dijo...

Es curioso, aunque la cosa no tiene mucho misterio... Recuerdo como, hace años, en clase nos explicaron cómo funcionaba el instrumento de marras... Pura teoría de campos, sí señor!

Estoy con álvaro en que si lo acompaña otro instrumento puede llegar a ser agradable, pero un "solo" de theremin... ¿quién le ha dado una patada al gato?

Ahora sí, cuando lo tengas, quiero verlo... (¿abrirlo, tal vez?) y escucharlo.

Un abrazo!

Óscar dijo...

Os reto a que vengáis a la próxima "quedada" de thereministas de Madrid para demostraros que no sólo se puede hacer ruido con el theremin. Depende de la pericia del intérprete y del theremin en concreto que suene mejor o peor a los oidos. Eso sí, si no tienes experiencia es el equivalente a tocar un violin sin tener ni idea, ni más ni menos.

Ya nos avisó Javier que iba a tocar en Benicássim. Creo que a él no se le da mal tocar, aunque no le he podido ver en directo desde que le conocí hace más de un año en unas clases de theremin que organizamos con una experta de EEUU.

Qué pena no haber podido ver el concierto de Benicassim.

Alfonso dijo...

Puede que no sea el sonido más bonito del mundo, pero como instrumento sigo pensando que es de los más interesantes que hay simplemente por el modo de tocarlo.
A óscar decirle, que me ha hecho mucha ilusión su comentario, y joder, si tu blog es referencia obligada de cualquiera que tenga interés en el instrumento!
yo ya me habçía detenido en antes de escribir el artículo del theremin y había emepzado a leerlo desde la primera entrada! de hecho me he puesto en conctacto con Kees para comprarle uno, pero aún no está confirmado. Si sabes de una opción mejor para pillarme uno, no dudes en decirmelo!
Gracias por escribir

Óscar dijo...

Hola Alfonso..un poco tarde mi respuesta pero gracias ;)

Otra opcion que aun no he probado pero parece interesante es el theremin que hacen en argentina, porque tambien es barato y es igualmente un verdadero theremin, a mitad de precio que un moog.

Hay tambien ofertas del etherwave de moog en el extranjero: si cuela por aduanas, te puede costar unos 150 euros más barato que aqui.

Tampoco es descartable comprar uno de segunda mano a buen precio si tienes claro el modelo y el ahorro real.

Un saludo, y mas dudas, ya sabes: Ve al foro de Theremin Hispano porque muchas estan allí resueltas ya y clasificadas ;)

Alfonso dijo...

muchas gracias oscar! Aqui en valencia, al parecer se puede conseguir el moog por unos 300. Pero el ahorro que comentas es considerable. Aun no se lo que haré. Pero lo que sí que se, es que cuando me pille uno, tendré que aprender de lo que ya sepais... Porque no lo quiero para ruiditos, si no como instrumento.