28 septiembre 2007

John de Andrea

John de Andrea. Aachen. 2007
©Alfonso

No oculto mi relación amor-odio con el arte moderno, y es que creo que, habiendo cosas muy interesantes, hay mucha basura que se califica como tal...
En mi visita al Ludwig Forum, dedicado a este tipo de arte, mi obra favorita fue una escultura hiperrealista de John de Andrea. Aquí un detalle de la misma.

3 comentarios:

Ленa dijo...

Parece una foto de dos personas reales.

Yo con el arte moderno tengo también una relación de amor-odio, pero creo que a casi todo el mundo le pasa lo mismo (cuando no lo odian sin más). Como algunos "innovan" hasta límites insospechados, a veces es imposible que nos guste. Por ejemplo, cuando estuve en el Pompidou, vi cosas que me encantaron, como una habitación donde habían hecho una fiesta con concierto incluído y luego habían congelado todo. A lo mejor es una tontería pero ver todo aquello congelado me gustó. En cambio, ver colgadas las compresas viejas manchadas de sangre de no sé qué artista me causó repugnancia.

Todo es arte, dicen, pero hay cosas que sobrepasan mi capacidad de entendimiento.

Alfonso dijo...

En muchas obras, parece ser que el verdadero arte consiste en convencer a alguien de que aquello es realmente arte... Y es que por un motivo u otro, todos son artistas, o por su obra, o por su asombroso poder de convicción...

Burdi Bettencourt dijo...

Hombre, según se mire... Si el arte es provocar emociones, y el tipo de las compresas buscaba provocar asco, desde luego lo consiguió...

En mi caso, como no me hace ilusión que me provoquen asco, pues tampoco conecto demasiado con según que formas de arte, edsinceramente...