10 enero 2007

Mi Pared

Mi Pared. Valencia, 2007
©Alfonso


La orientación oeste de mi habitación, me ha fastidiado multitud de siestas a lo largo de mi existencia.

Resulta que uno empieza a coger el sueñecito a eso de las 4 de la tarde, y de repente, en el momento más inoportuno, aparece una bolita incandescente que te mete (metafóricamente), el dedo en el ojo.

Dependiendo de la época del año, a esa bolita no la para nada. De la persianita de lamas de plástico, cuya sombra veis en la imagen, se descojona orientes las lamas como las orientes. Muchas veces opto por soluciones radicales como oscurecer todo el cuarto, con lo triste que resulta renunciar a la luz natural. Y es que a mi la luz me encanta, pero no la directa tocapelotas. Envidio a los que disfrutáis de otras orientaciones, especialmente a los "norteños" y su luz difusa perpetua.

Que sufrís/disfrutáis vosotros?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas de nuevo, si es posible, también nos gustaría ver alguna foto de alguna chica. A ver cómo me resuelves ahora esta petición.
Un abrazo

Alfonso dijo...

Buenas de nuevo, filósofo anómino...
Espero que la respuesta a tu petición haya sido satisfecha.
Ya sólo me queda saber si tu "nos gustaría", se debe al uso del plural mayestático, o es que realmente has contrastatdo con alguien que faltaban chicas en mi portfolio...
Por cierto, muy bueno el link de piano. Ya te mostraré los progresos que haga con ellos. Gracias

pascali dijo...

Pues qué decir. Yo por una pared así en el duermevela-siesta-sueño... en fin. Me gustan las bolitas de sol que salpican todo, hasta los ojos, entre lamas.

Bonita foto y muy evocadora.

Alfonso dijo...

Ey! Gracias! O eres del otro lado del charco, o ya me explicaras eso de estar al pie del cañón comentando a las 5:54
Tengo esa dudilla.
Gracas por comentar Pascali!